Para los padres de Solteros

Netziv Génesis: Jaiei Sara

Para los padres de Solteros

“Las alegrías de padres son secretas, y también sus aflicciones y temores.” – Francis Bacon

Hay una alegría especial y única que un padre siente en el éxito del matrimonio de su hijo. Del mismo modo, hay un dolor especial y único que un padre siente cuando un niño no se puede conectar con el compañero de su vida.

Hay un gran debate, discusión y controversia en cuanto a la medida en que un padre debe estar involucrado en fomentar y facilitar el matrimonio de sus hijos. Obviamente, mucho dependerá de las personalidades individuales, la dinámica familiar, las relaciones y mucho más. Algunos padres son conocidos por acosar a sus hijos sobre el tema hasta el punto de dañar seriamente la relación entre padres e hijos. Algunos padres evitan el tema como si se tratara de un mandato divino de mantenerse alejado de siquiera insinuar el tema, pero luego dejan al niño sin ningún tipo de orientación o apoyo. La mayoría caen en algún punto intermedio, haciendo lo mejor para caminar por la cuerda floja de los sentimientos, emociones, esperanzas, expectativas y decepciones que la vida pone en nuestro camino.
Cuando es hora de que nuestro patriarca Isaac se casara, nos encontramos con su padre Abraham completamente en el asiento del piloto. Abraham le da la dirección, presenta las prioridades, la financiación, los recursos y la ayuda que puede aportar, para asegurarse de que su hijo se casaría bien. Todo el episodio es curiosamente precedido por la declaración de que Abraham era viejo. El Netziv en Génesis 24:1 explica que los detalles de la edad de Abraham son para aclarar a nosotros la razón porque Abraham no fue personalmente a buscar la novia de Isaac. Si hubiera sido más joven y más fuerte de la salud, el Netziv dice, Abraham habría tenido la obligación de viajar personalmente a Harán para garantizar la unión de Isaac con Rebeca.

El Netziv deja claro que el padre tiene la obligación de hacer todo lo posible, todo lo que está dentro de sus poderes y capacidades, (con diplomacia y sensibilidad), para alentar, apoyar y realizar el matrimonio de sus hijos.

Que podamos bailar en muchas bodas juntos.

Shabat Shalom,

Ben-Tzion

Dedicación

En memoria de mi abuela Zahava Rosenthal, en el primer Yarzheit desde que nos dejó. Uno de sus regalos y alegrías especiales fue emparejar parejas nuevas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s